La dominación, la gran perjudicada por la salud del juego.

Este artículo será breve, más que un artículo es una breve reflexión sobre como la salud del juego ha mejorado notablemente y la preeminencia de la dominación se ha diluido proporcionalmente.

Y es que siempre pensé que el juego mejoraría cuando el jugador competitivo no fuera esclavo de la dominación.

Cuando yo jugaba antes de dejarlo, por el 2004, no jugar dominación era casi un suicidio, y había pocas barajas que pudieran luchas contra los Lasombra, la Ventruscate, la Malkavian del 94… etc etc..

Y es que la dominación tiene dos cartas, principalmente, que han sido dominantes en el entorno primigenio de este juego, el Govern, the Unaligned y la Deflection.
Además de estas cartas, la dominación ha tenido algunas cartas que se han jugado habitualmente, pero que sinceramente no creo que sean el motivo de la dominancia que tenían antaño como el Bonding, el Conditioning, el Foreshadowing Destruction, el Far Mastery, la Redirection, el Mind Rape y la Seduction, entre otros.
Todos ellos hacen que la disciplina, por sí misma, sea una disciplina capaz y potente, pero creo sinceramente que son las dos primeras las que justificaban, e incluso a día de hoy justifican, la elección de la disciplina, aprovechándose accesoriamente, de las segundas.
Sin embargo, la dominación ha encontrado nuevos competidores en eficacia e incluso, en algunos casos, en eficiencia, que ha hecho que quede postulada como una disciplina excelente, pero no necesaria.
Como siempre me pongo de ejemplo, aproximadamente llevo un año jugando torneo y no he jugado dominación en ninguno de ellos, haciendo mesa final (y dropeándola sí) en todos ellos.

Vamos a ver algunos de estos competidores, entendiendo que todos ellos han ido sumándose de forma paulatina al entorno de juego, algunos de ellos en 2006, por decir algún año, y otros en 2021 y que, la suma de todos ellos, me llevan a hacer la anterior reflexión:

Aparición de nuevos redirectores.
A los ya conocidos redirectores del Auspex, ahora tenemos además, el Bait and Switch que permiten a toda una secta, la anarquista, poder redirigir de forma eficiente los bleeds ajenos o el Determine, para los imbueds.

Aparición de cartas que reducen el bleed de forma eficiente.
Y es que además de nuevos redirectores, han aparecido muchas cartas que reducen el bleed de forma eficiente, ya no sólo en los consabidos anarquistas (Party out of Bounds o Deep Ecology por citar algunos) sino también en clanes que necesitan desarrollar juego para poder, posteriormente, tene runa estragia sólida frente al sangrado y la redirección de sangrados ajenos (Camaraderie, Hide the Heart, Voice of the Castle o Terra Incognita, por ejemplo y entre otros).


Mejora de clanes y disciplinas históricas.
En cuanto al bloqueo, el Auspex era la única forma eficaz y eficiente de bloquear, la aparición de cartas genéricas y la aparición a su vez, de cartas de clan y disciplina muy buenas, hacen que el bloqueo pueda llevarse a cabo por más estrategias que las que se basan en el Auspex (Abbot, Under Siege, No secrets from the Magaji, Well Market, Eyes of the Wild, Organised Resistance…).

Además, las barajas que bloquean han obtenido ventajas significativas que les permite luchar de una forma más sólida contra los mazos de sangrado de dominación, especialmente en forma de vampiros con habilidades de +1 intercept (Inayaga), con capacidad de reaccionar como si estuvieran destapeados e incluso por tener habilidades que sinergian bien con el bloqueo (Enkidu) y, mediante la aparición de cartas que les permite acelerar la estrategia y el desarrollo del juego (como por ejemplo, el Children of the Stone).
En cuanto al combate, hay muchas cartas que con su aparición a lo largo de los años han hecho que este sea más eficiente, aunque generalmente el combate ha sido el enemigo natural de la dominación, por antonomasia. La aparición de vampiros (Matasunta, Mambo o el nuevo Theo Bell, o incluso de los Nuevos Banu Haquim jugando Second Tradition: Domain y visitas que no permiten jugar cartas que ponen fin al combate y secando la preciada sangre vía adicionales) han hecho que esta estrategia, así como los clanes que la llevan a cabo, estén más fuertes en general, cuestión que debilita proporcionalmente la preeminencia de la dominación.
Finalmente el bloat se ha visto altamente potenciado por muchas cartas, las principales son las Ashur Tablet, la Liquidation, pero no hay que olvidar otras como por ejemplo el Thing, el Reunion Kamut por citar algunas, que hace que aquellas estrategias que no redirigen y no bloquean (además de las que redirigen y bloquean) tengan mayor solidez en mesa y puedan luchas contra la dominación.

En definitiva y como pensamiento final, el equilibrio del juego ha hecho que la dominación no sea necesaria para ganar, ello no quita que siga siendo una de las mejores disciplinas del juego y que siga siendo una forma extremadamente eficaz de matar.

Sin embargo, también pienso que ahora mismo, no me siento necesitado de jugar con ella en ningún caso, si quiero ganar un torneo.


Donde antes había un MUST, ahora hay un MAY.

Autor: Aldo Fernández

Author: Gatocion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.